La Curaduría como práctica artística contemporánea

Compartir

Entrevista a Rosa Ángel Arenas, curadora del Museo de Arte de Pereira, a propósito del 44 Salón Nacional de Artistas.

Por estos días en que la opinión pública artística y cultural está ansiosa por conocer lo que traerá el AÚN 44 SALÓN NACIONAL DE ARTISTAS, Ciudad Cultural habló con su Directora Artística, Rosa Ángel Arenas, sobre algunos detalles y anuncios. El evento que tendrá como sede a Pereira se realizará entre el 16 de septiembre y el 14 de noviembre del presente año.

Estamos en el Museo de Arte de Pereira, MAP, desde muy temprano a diario el equipo de trabajo del evento más esperado por los artistas, madruga para trabajar en las exigentes y copiosas labores de preparación y producción, llenan las oficinas del MAP productores, curadores, asistentes, y a la cabeza Rosa Ángel Arenas, Curadora del museo, entidad que por naturaleza mantiene el aliento de las artes en la región.

El Museo es así, ‘el aliado’, y por demás una de las sedes principales del Salón, y la sede de su oficina. Allí Rosa Ángel, Maestra en Bellas Artes, Máster en tecnologías digitales y Aspirante a Doctorado, comenzó desde hace unos años a aplicar lo aprendido en España, donde al final de su estadía había trabajado en el cine como artista 2D y en manejo digital de color para cine en producciones como Los Otros de Alejandro Amenábar, La comunidad y 800 balas de Alex de la Iglesia, ambas ganadoras del Premio Goya a los mejores efectos especiales en el 2003, entre otras producciones, todo lo cual le dio una perspectiva interesante de su trabajo curatorial.

Los espacios del Salón: Antiguo Club Rialto; Centro Colombo Americano; Alianza Francesa; Museo de Arte de Pereira y Parque Olaya Herrera.

Ella enfatiza en que el tema curatorial de esta versión girará alrededor de los significados del territorio y del paisaje, en el que las relaciones entre lo regional, lo nacional y lo internacional se desplazan para ocupar los espacios de lo íntimo, lo común y lo ajeno, que posibilita un dialogo desde otras perspectivas. El entusiasmo y pasión de la Directora Artística en este proyecto de ciudad, la lleva a confesar: Yo en un momento dado decidí que no iba a continuar desarrollando mi obra personal porque me di cuenta que tenía la capacidad de generar propuestas que influenciaran desde la curaduría y la gestión, y eso fue una decisión personal”.

¿Qué es el Salón Nacional de Artistas hoy?

El SNA es primero el evento de arte contemporáneo más importante que se hace en el país desde el Ministerio de Cultura, se inauguró en 1945 y en estos setenta años de trayectoria ha cambiado de formato, se ha repensado, ha pasado por revisiones, todavía conserva el nombre de salón, y su función es ser plataforma de visibilización del arte del momento, funciona como un termómetro y debe dar cuenta de un estado del arte en el país desde el punto de vista que se plantee. Los últimos salones han tenido dos cambios importantes, uno el de la descentralización; y el otro, el de incorporar el componente internacional, con el fin de generar diálogos e intercambios, en el país y con lo que está sucediendo afuera de él.

 

¿Cuál es el formato que va a presentar esta versión?

Está la Dirección Artística, hay un comité curatorial de tres curadores, los cuatro realizamos los lineamientos conceptuales para el Salón: Víctor Albarracín, curador del componente editorial; Inti Guerrero es el curador internacional; y Guillermo Vanegas quien hace la investigación en las regiones. Una de las innovaciones es que el componente editorial se contempla como parte del proyecto curatorial del Salón desde el principio, y en esto se viene trabajando desde octubre del año pasado.

 

¿Qué se van a encontrar los asistentes?

El proyecto curatorial de AÚN parte de una investigación que revisa el paisaje como tema en el arte, desde las relaciones con el territorio a partir de diferentes elementos culturales, económicos, políticos y sociales que lo definen como documento para la reflexión acerca de la realidad. Esta idea colectiva está fundamentada en los conceptos de paisaje y territorio que crean, recrean y cuestionan relatos de nación, establecidos, deseables y posibles.

 

¿Ahora la dimensión de la curaduría está más presente que nunca? ¿Qué incidencia tiene esto hoy en Pereira?

La curaduría es una práctica artística contemporánea, no sólo un tema de producción, la curaduría está ligada a la generación de contextos y de diálogos; no tiene sentido si no hay artistas, pero le puede dar sentido al dialogo entre cada obra que es un universo solo con un discurso propio, para generar un sentido más amplio. El trabajo en cine me dio una perspectiva del trabajo del otro, del trabajo en equipo, del rigor, pero fue después de aprender las especificidades de la curaduría y que realicé una co-curaduría con Adriana Arenas en 2007 del 12 salón Regional de Artistas Zona Centro Occidente eje[s] imaginario[s] como ganadoras de la Beca de Investigación curatorial del Ministerio de Cultura, que empecé a trabajar en identificar una serie de artistas de la región en este sentido.

 

¿Cómo llega el Salón Nacional de Artistas a Pereira?

En un primer momento, en 2013 se postuló la ciudad para sede del Salón Nacional, en ese momento había una gran intención de hacerlo pero eso requiere preparación, entonces se movió la postulación para el 2016. Desde el 2014, Adriana Arenas y yo movimos las voluntades del Instituto de Cultura, de la Cámara de Comercio, hubo una reunión importante con Juan Guillermo Ángel en el Periódico La Tarde, explicando que es el evento más importante de arte y que podría ubicar a Pereira en la mira del arte contemporáneo nacional y a una escala, internacional. La postulación se hizo ante el ministerio, cumpliendo los requisitos que son: un área en metros cuadrados de exhibición, y el compromiso de la ciudad en materia de inversión-en un tema que en principio no se le ve la importancia que realmente tiene. Pero las cosas claras y bien explicadas las entiende cualquiera; esto es un evento muy grande que atrae una cantidad de gente, se espera recibir como invitados a los directores de los museos, a curadores, coleccionistas, el mercado del arte y el mundo del arte que tiene una influencia importante en la economía. Como se sabe, el Salón es en el Paisaje Cultural Cafetero, y apropiarse de esto por el arte contemporáneo es una oportunidad maravillosa para realizar trabajos no literales con esa denominación. Y el Ministerio de Cultura aceptó.

 

¿Cuál es la estructura del Salón?

Desde la perspectiva de la Dirección Artística se divide en tres, un componente expositivo con las exposiciones en las cinco sedes; un componente de formación y académico que consta de un proceso de fortalecimiento del sector cultural local que se inició el año pasado en habilidades como montaje, producción y asistencia de curaduría; seminario de formación de mediadores entre el público y las obras; un proyecto desarrollado por un colectivo de artistas para generar un proceso de formación desde la información, y un seminario internacional de carácter interdisciplinario. Y finalmente el componente editorial, donde se invita a artistas, filósofos, pensadores, a realizar publicaciones de carácter teórico que enriquezcan en contenidos al Salón; que con esta compilación de publicaciones, se pueda obtener una idea del pensamiento que gestó el Salón, esas preguntas que estaban abonando el terreno para que este Salón sea lo que va a ser.

 

¿Cómo se escogen los artistas?

Con base en toda la investigación se invita a una serie de artistas, por un lado; y por el otro, el equipo curatorial decide realizar una serie de convocatorias para ampliar el espectro de participación del Salón, las cuales van a ser: de residencia artística, de comisiones curatoriales y de productos editoriales.

 

¿Las metas?

Esperamos tener 300 mil visitantes, de locales a internacionales. En cuanto al número de artistas, hay una diferencia entre artistas participantes involucrados y proyectos porque muchos de estos son hechos en colectivo, la investigación continúa y la lista de artistas se cierra dos meses antes de la presentación. El Salón se inaugura el 16 de septiembre, tiene una parte de pre producción muy grande, luego vendrá una parte de posproducción. Pero todo lo que suceda de acá en adelante, los cambios que genere en las perspectivas regionales y nacionales será la ganancia del Salón.

 

¿La participación local?

Tenemos unos artistas locales muy buenos que están en el nivel de otros artistas que estamos invitando. La idea es establecer un diálogo.

Compártenos la información de tus eventos culturales.

Por favor ingresa tu comentario
Por favor ingresa tu nombre