Exordio desde la exosfera

Compartir

Los exalumnos del ex colegio execramos la extravagante exageración de la ex rectora, que en un exabrupto quizá, exoneró a los exorbitados estudiantes que expoliaron los fondos que habíamos recogido para la excursión al extranjero. Por lo cual expresamos que la tal ex rectora debió haber sido excomulgada por el ex excelentísimo obispo de la ex ciudad, o mejor por el mismísimo ex papa, que con tanto acierto lideró la ex religión más excepcional que en occidente existió.

Es extraño de explicar pero los ex ladrones de salón, emprendieron una expedición hacia el excelso y exclusivo palacio presidencial, y desde el eximio trono excluyeron exaltados a todo aquel que los exhortó, exhibiendo en las expulsiones tanto y tan explícito poder, que fue entonces el exilio el único expediente que los exalumnos del ex colegio pudimos usar para eximirnos de una exhaustiva muerte extrema.

Cierto es que nosotros, los exalumnos, no debimos efectuar la exoneración, y ante los primeros signos de extracción, debimos exordiar ex profeso a los exorbitados, expectorar sobre sus rostros y expropiarles por la fuerza lo que de la excursión al extranjero nos extrajeron. Pero como esquiladas ovejas permitimos el expolio, sin examinar, el riesgo tan extremado al que estábamos exponiendo, no sólo nuestra exclusiva existencia, sino también toda la extensa explanada del ex mundo…