Diatriba contra los editores

Compartir

Por: Abelardo Gómez Molina

Me ha pedido Usted que le escriba un artículo, no me ha determinado el asunto del mismo, pero sí definió la extensión. Ha sido usted tajante: “ni una palabra más”. No me ha mirado a los ojos, imposible hacerlo a través del correo, pero imagino su mirada ceñuda y perentoria.

Hablando de perentoria, así es la fecha de entrega, sin derecho a pataleos ni aplazamientos. El cierre de cada edición es fijo, incontrovertible y sin dilaciones. Eso es lo que más me angustia a mí, una pobre alma que deambula por el mundo cumpliendo múltiples compromisos y todos ellos urgentes. Pero su palabra no acepta apelación alguna, es así de dura su advertencia.

Alguien decía -quizá con insensatez- que un editor es un padre. No sé qué padre habrá tenido el autor de tan rara frase, porque a mí me parece más bien un hijo… de p…

Por supuesto, ya cumplida la entrega viene la peor parte: revisar la versión publicada para desmayar los ánimos ante la constatación de leer cambios inconsultos, arreglos desastrosos y una nota final donde quien hace la edición, se exculpa de los desatinos de nuestra muy sesuda colaboración. Los editores son asesinos de la palabra, castradores de ideas y malhadados duendes de las imprentas, así ellas se conviertan hoy en plataformas digitales ¡son lo mismo!: muladares donde yacen postrados los sueños de los autores.

No hay buenos editores, solo buenos escritores; por lo menos eso dicen en los cafés céntricos donde se reúne la crema de la intelectualidad local. ¡Ay!, editores miopes que rechazan la gloria ofrecida en bandeja, aduciendo que tal o cual obra es impublicable, para después constatar acongojados cómo la oportunidad de oro ha escapado frente a sus narices.

Pero no importa este desangre, esta agonía que preludia cada entrega. Al fin de mes se verá la recompensa: el desembolso en la cuenta bancaria que nos permite acudir a la librería de turno para comprar los libros que otros ignorados editores han preparado para nosotros. ¡Los amamos!

Compártenos la información de tus eventos culturales.

Por favor ingresa tu comentario
Por favor ingresa tu nombre