Artesanía: oficio, técnica y territorio

Compartir

Ciudad Cultural amplía su recorrido por los valores culturales de la ciudad y la región. Presentamos a partir de este mes el espacio “Hecho a Mano”, donde se abordará la producción artesanal de Risaralda. Un recorrido por los lugares, gentes, oficios y productos más tradicionales de nuestra cultura.

La artesanía permite generar valor e identidad a través de la transformación de materias primas, en su mayoría de origen natural,  por medio de un oficio y una técnica que exigen del artesano habilidad, destreza, imaginación y creación.  El artesano se compromete con la materia prima y dedica cada día para transfórmala en productos auténticos, de alto valor simbólico y representativos de una región.

La madera, el fique, la cerámica, la seda, el oro, entre otros materiales, son transformados  por medio de técnicas  tradicionales que han sido heredadas de generación en generación. Sin embargo cada obra producida tiene efectos e influencias de propio tiempo.

Las comunidades artesanales son un reflejo de su territorio y de las influencias de una región. Logran la recreación constante de su historia a  partir de la generación de espacios de intercambio cultural, técnico y simbólico que ha permitido, a pesar de las  fuertes dinámicas de la modernidad,  que la artesanía perviva, no solo como nostalgia del pasado, también como proceso de actualización y re-invención a partir de un reservorio de saberes que permiten generar y proteger  valores de identidad.

Para apoyar el fortalecimiento integral del sector artesanal de Pereira y del departamento de Risaralda, Artesanías de Colombia en alianza con la Gobernación de Risaralda y entidades locales, han permitido identificar  más de 1300 artesanos ubicados a lo largo y ancho de la geografía risaraldense, en un esfuerzo por el fortalecimiento de las industrias culturales y creativas que encuentran en la artesanía el medio para generar y preservar huellas de identidad.

Es así como la artesanía se dinamiza en la generación de nuevos y mejorados productos que sin dejar de lado la tradición se convierten en productos emblemáticos de la región que  identifican las formas de vida, la cultura y el territorio del Paisaje Cultural Cafetero.